1 año de NoGAFAM, ha bastado para descubrir cómo comenzar una expansión sin precedentes del Fediverso

AUTOR: Niko FECHA: 21/10/2021

Una gran cantidad de personas que utilizan el Fediverso a diario (entre ellos las aplicaciones Mastodon, Pixelfed, Friendica, PeerTube..) tiene una sensación común que parece haber sido bastante habitual todos estos años de crecimiento del fediverso. Y es que falta contenido.

Las redes sociales federadas actualmente tienen ese gran handicap. Reconocer esto no es malo, de hecho a personas ingeniosas como yo, nos gustan los retos y este parece el más dificil de todos, puesto que si lo resolvemos, habremos dado con la pieza fundamental que le falta al fediverso, a parte de las mejoras en usabilidad y facilidad de las distintas aplicaciones de redes sociales federadas, pero de eso no vamos a hablar hoy.

Las redes sociales libres/federadas y amigas de la privacidad, tienen muchas cosas que las hacen únicas y sin duda es el futuro a donde debemos ir con las redes sociales si queremos todas las ventajas de la soberanía en el campo social. Sin embargo, el déficit de contenido tiene una explicación bastante lógica y la voy a exponer a continuación.

La privacidad es maravillosa, pero entorpece el crecimiento del Fediverso

La privacidad individual es algo que buscan la mayoría de personas pioneras en la promoción de las redes sociales federadas, puesto que inicialmente parten con la premisa de no basarse en un modelo socio-económico que depende de la publicidad, y menos aún oligopolizada. Pero aquí es cuando llega nuestro gran caballo de batalla, puesto que esto es a la vez la razón por la que no conseguimos que despegue el fediverso: somos demasiado puros con nuestra privacidad.

El aire puro al 100%, te mataría

Ser puros con algo no es nada malo en sí, suele ser el proceso natural de aprendizaje de una persona, pero es verdad que si nos estancamos en la pureza (o prácticamente en cualquier cosa), suelen salir defectos sociales que suelen tener consecuencias no tan positivas en nosotros mismos y en cómo nos relacionamos con los demás. La razón por la que no queremos compartir más cosas de nuestra vida, es porque simplemente por inercia, acabamos diciendo muchas cosas sobre nosotros (incluso a veces mostrando nuestra identidad real) y no queremos que todo lo que decimos o subimos (fotos/videos) se asocie con dicha identidad real o incluso con nuestra identidad ficticia, que las personas de la comunidad conocen (nuestro avatar).

Miedo a ser rastreados

Tenemos miedo de que rastreen nuestra identidad. Por eso estamos donde estamos. Tenemos miedo de que conozcan demasiado de nosotros incluso por las cosas que publicamos (y no solo por lo que consumimos, que es el caso de las redes sociales convencionales). Este miedo a que formen un perfil es el que nos ha traído a las redes libres y es a su vez el mayor handicap para atraer a gente nueva, ya que nos reprime y nos condiciona mucho a la hora de aportar contenido sobre múltiples aspectos de nuestras vidas.

¿Cómo lo podríamos solucionar? : Fragmentando nuestras personalidades.

Si bien en redes sociales convencionales sirve de poco tener varias cuentas (ya que normalmente te identifican por dispositivo), en las redes federadas y libres es totalmente posible utilizar múltiples cuentas a la vez sin ningún problema, en distintas instancias o incluso todas en la misma. Apps como Tusky o Fedilab en Android, permiten el uso de varias cuentas incluso desde la misma App. También se podría utilizar en la web, pero posiblemente fuera más complicado usarlo en la misma instancia (por eso de la separación de sesiones).

Sin darle más vueltas al lado técnico, como he comentado, es totalmente válido usar cuentas en diferentes instancias, por lo que podríamos elegir 1 distinta para cada personalidad nuestra que queramos separar. Esto le sirve igualmente a alguien con pocos seguidores que, por supuesto, a alguien con muchísimos seguidores, el cual tiene una responsabilidad heredada mayor en lo que comparte.

Ya lo hacemos con el e-mail

Así es. Incluso las personas que no necesariamente conocen los aspectos técnicos de la informática que utilizan, separan sus emails en distintos buzones y direcciones, para según qué finalidad. Si llevamos esto al fediverso, tendremos un uso enriquecido y muy positivo de las redes sociales.

¿Qué nos permite fragmentar nuestras personalidades?

Aquí es donde se revela la técnica que acabará con las redes sociales convencionales. Me gusta mucho generar expectación, pero en el fondo no tiene más misterio que utilizar las herramientas que ya usamos, pero en su máximo esplendor.

Fragmentando personalidades, podemos mantener nuestra personalidad principal con un objetivo muy concreto y de forma controlada, una forma de la que nos sintamos a gusto. Después podríamos ir separando partes de nuestra personalidad (aficiones, formas de ser, etc...) en diferentes cuentas, por ejemplo:

Podría nombrar mil ejemplos, pero creo que ya se va entendiendo por donde quiero ir. Se trata de separar nuestra forma de ser en diferentes cuentas con identidades totalmente diferentes, en las que no nos relacionaremos de forma directa con nuestra cuenta principal, para así mantener nuestro anonimato y poder seguir compartiendo lo que queramos compartir, o en este caso poder compartir más, teniendo compartimentadas nuestras personalidades y pudiendo controlarlas de mejor forma por separado.

NOTA: tener muchas personalidades no significa tener la considerada enfermedad mental de la “personalidad múltiple”. Son cosas diferentes. Todo el mundo tiene partes de su personalidad que puede separar. Podemos ser extrovertidos a veces, pero también sensibles... Nos puede gustar el rock duro y a la vez ser un amante de los gatos

Fragmentar personalidades impulsará el Fediverso, probablemente haciendo obsoletas las redes sociales convencionales

En resumidas cuentas, fragmentar personalidades nos traerán bastantes ventajas, entre ellas las que cito a continuación:

  1. Nos permite relajarnos en tener que filtrar qué compartir o no, basándonos en el objetivo de nuestro perfil principal. Esto abre muchas puertas que antes teníamos cerradas por no querer compartir cosas que revelan demasiado sobre nosotros.

  2. Atomizamos el contenido mejor. Las personas nuevas (o no), pueden escoger y descubrir contenido de forma más sencilla, el tipo de contenido que les interesa ver. Sería más fácil categorizar el contenido, moderarlo, etc...

  3. Triplicar (o más) el número de cuentas activas y el contenido en el Fediverso. La principal diferencia de esta técnica, del humo y especulación de las redes sociales convencionales, es que no serían cuentas falsas o impersonalizadas, tampoco serían granjas de bots, ni cuentas inactivas. Es decir, basaríamos nuestro número en cuentas y contenido activo, aunque no equivalgan al número de personas detrás de cada cuenta.

Ojo con la polémica de esto último

Este último punto me parece que podría ser (o no) bastante polémico. Así que si lo deseáis, podemos abrir un hilo en Mastodon y debatir largo y tendido, pero es que es una realidad que cuesta ver: es más fácil utilizar la corriente a tu favor que remar en contra, incluso cuando no has sido tú quien ha creado dicha corriente.

Con esto quiero decir que el fediverso es maravilloso, pero los problemas que causan las redes sociales convencionales son reales, son tangibles y son catastróficos. Las redes sociales federadas no solucionan todos los problemas pero si una gran parte (la mayoría) de ellos. Sin embargo, costaría muchísimo tiempo (quizás nunca lo consiguieramos) promover las redes sociales federadas de forma 100% ética (a fuego lento, como dicen algunos), que compitiendo con monstruos sin escrúpulos como Facebook, utilizando técnicas de crecimiento astutas (pero no injustas), que incluso benefician sin duda a quienes las usan, a la gente nueva y en definitiva a toda la comunidad.

Mi experiencia como usuario, creando cuentas fragmentadas

Este experimento que he llevado a cabo meses, me ha servido para poder probar la experiencia completa desde la creación de una cuenta, lo que requiere para empezar en el mundillo, etc... Me he dado cuenta de la enorme importancia de las cálidas bienvenidas. A veces incluso nos cansa dar bienvenidas a usuarios nuevos y que no contesten, pero debemos saber que al igual que cuando en la vida real deben aceptarnos en un grupo, cuando eres bienvenido o acogido de forma amable y plácida, tu experiencia y tu sensación cambia completamente.

Seguir a las personas nuevas, preguntarles cosas, animarles a compartir cosas sobre ellas... En definitva dedicadle mimo a dar bienvenidas a la gente nueva, porque eso siempre suele resultar en una experiencia positiva para ambas partes.

Conclusión

Cambiemos el fediverso, cambiemos el mundo. Utilicemos las herramientas que tenemos a disposición y seamos astutos, las redes sociales convencionales no dudarán en utilizar técnicas poco morales para intentar desmoronar lo que estamos construyendo. No desistamos e intentemos generar contenido, de lo que sea. Sea lo que sea lo que quieras compartir, piensa si quieres que ese contenido se asocie a tí o no, y si la respuesta es negativa, crea una cuenta nueva para esa personalidad.

Así de simple. Desde la foto de tu comida a la foto de un paisaje, cosas que piensas, prácticamente lo que sea (pero con cabeza, claro). Inventemos el fediverso 3.0!!


Niko,

Promotor del movimiento nogafam.es